Skip to Menu Skip to Search Contact Us Latin-America Websites & Languages Skip to Content

Extracto de "Una conversación sobre la estructura del estándar ISO 14064 y su aplicación global en inventarios y proyectos de Gases de Efecto Invernadero”, Fabian Peres Gonçalves y Stephen Pao, SGS.

El calentamiento global está llegando a ser cada vez más evidente. Aún en los últimos diez años, desde 2001 a 2010, la temperatura global promedio ha aumentado 0,46°C respecto al promedio entre 1961 – 1990. Este aumento es 0,03°C mayor al promedio entre 2000-09, y el valor más alto registrado para un periodo de 10 años, según la Organización Mundial de Meteorología, la voz autorizada del Sistema de Naciones Unidas en Tiempo, Clima y Agua. “Los datos de 2010 confirman la tendencia significativa y de largo plazo al calentamiento”, ha reiterado Michel Jarraud, Secretario General de la Organización Mundial de Meteorología, “los 10 años más calurosos que se hayan registrado han todos ocurrido desde 1998”.

El estándar de ISO, ISO 14064:2006, y el Protocolo de Gases de Efecto Invernadero, han sido lanzados como una solución a la falta de claridad y consistencia en una variedad de propuestas efectuadas por gobiernos y organizaciones para contabilizar y eliminar las emisiones GEI. La Organización Internacional para la Estandarización, ISO por sus siglas en inglés, es una organización global con casa matriz en Ginebra, Suiza, que cuenta con 163 países miembro, y 18.500 estándares ISO vigentes que proveen beneficios tecnológicos, económicos y sociales.

El Dr. Chan Kook Weng, convocante del grupo de trabajo de la ISO que desarrolló el estándar ISO 14064, explica que “El objetivo de la ISO es proveer un set de requisitos o especificaciones no ambiguos y verificables para apoyar a las organizaciones y defensores de proyectos de reducción de emisiones GEI. ISO 14064 entrega claridad y consistencia entre aquellos que reportan sus emisiones GEI y sus partes interesadas”.

La ISO 14064:2006 está dividida en 3 partes:

  • ISO 14064-1: Especificación y guía a nivel de la organización para cuantificar y reportar las emisiones de Gases de Efecto Invernadero y su eliminación.
  • ISO 14064-2: Especificación y guía a nivel de proyecto para la cuantificación, monitoreo, y reporte de reducciones en las emisiones de GEI o aumento en su eliminación.
  • ISO 14064-3: Especificación y guía para la verificación y validación de las afirmaciones sobre gases de efecto invernadero que apuntan a verificar inventarios desarrollados según la ISO 14064-1, y validar y verificar aquellos desarrollados según la ISO 14064-2.

¿Qué Son Los Gases de Efecto Invernadero?

Una variedad de compuestos químicos que actúan como “gases de efecto invernadero” pueden ser encontrados en la atmósfera de la tierra. Estos gases permiten a los rayos solares entrar libremente en la atmósfera y captar la radiación infrarroja (calor) que se refleja de vuelta sobre la superficie de la tierra. Los Gases de Efecto Invernadero (también conocidos como GEI) que son más abundantes en la atmósfera de la tierra incluyen: vapor de agua, dióxido de carbono, metano, óxido nitroso, y ozono.

Mientras algunos de los GEI son procesos de ocurrencia natural, otros son resultado directo del incremento de las actividades humanas. Estos principalmente incluyen:

  • Dióxido de Carbono (CO2)
  • Metano (CH4)
  • Óxido Nitroso (N2O)
  • Hidrofluorocarbonos (HFCs), Perfluorocarbonos (PFCs) y hexafluoruro de sulfuro (SF6)

Los Inventarios de Gases de Efecto Invernadero son los inventarios de la cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero lanzados a, o removidos desde la atmósfera. También incluyen toda información de fondo sobre las actividades directamente atribuibles a los cambios en los niveles de GEI. Los inventarios se enfocan en las emisiones de GEI generadas en forma natural y por los humanos (antropogénicas) e incluyen no sólo emisiones provenientes de fuentes categorizadas, sino también la remoción de depósitos de carbono (también llamado “secuestro de carbono”). Los valores de Potencial de Calentamiento Global o GWP serán publicados en el inventario y serán usados para combinar emisiones de varios GEI en un valor único ponderado de emisiones.

Gobiernos, generadores de políticas, empresas, el publico y grupos de especial interés utilizan los inventarios de GEI para entender la fuente de las emisiones, medir tendencias y desarrollar estrategias para políticas de reducción de GEI. Organismos reguladores y corporaciones mayores confían en los inventarios para rastrear los registros de cumplimiento y mantener tasas de emisiones aceptables. El Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés) publica las metodologías de inventarios internacionalmente aceptadas que sirven como base para todos los inventarios de gases de efecto invernadero, asegurando que sean comparables y comprensibles.

El IPCC está liderando los organismos internacionales encargados de producir inventarios para la evaluación del cambio climático. El IPPC fue establecido por el Programa de Medioambiente de Naciones Unidas (UNEP por sus siglas en inglés) y la Organización Mundial de Meteorología, y está respaldado por la Asamblea General de Naciones Unidas. Es un organismo científico que tiene el mandato de proveer al mundo de una visión científica clara sobre el estado actual de conocimiento en cambio climático y su potencial impacto medioambiental y socio económico.

El futuro de los niveles de emisiones GEI es incierto y hay sobre 40 distintos escenarios futuros que existen, proyectando o un aumento de los GEI o una disminución de ellos. Sin embargo, en general, Moira et al, en su investigación de 2001 sobre GEI titulado “Greenhouse Gas Emission Mitigation Scenarios and Implications” (Mitigación de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero, Escenarios e Implicancias), descubrió que la intervención de los gobiernos es clave para los niveles de gases de efecto invernadero. Bajos niveles de intervención gubernamental probablemente llevarán a un aumento de los niveles de GEI, mientras que un mayor nivel de intervenciones gubernamentales probablemente asegurará una disminución de sus niveles.