Skip to Menu Skip to Search Contacta con nosotros Latin-America Páginas Web e Idiomas Skip to Content

Por Orlando Vargas, Certification Manager SGS Colombia

Estimados lectores,

Un gusto volver a entablar comunicación a través de nuestro medio electrónico THE PROOF. Es nuestro deseo que el año 2011 esté pleno de triunfos en todos los campos. En esta edición haremos una introducción al tema relacionado con la evaluación de la conformidad.

Las organizaciones que desarrollamos la labor de verificación del cumplimiento de normas en las organizaciones proveedoras de bienes y servicios - que normalmente se nombran organismos de inspección y/o certificadores en el lenguaje técnico - a nivel mundial nos denominamos Organismos Evaluadores de la Conformidad, OEC, y la actividad de los organismos evaluadores de la conformidad está regulada por normas emitidas en la ISO en el comité técnico CASCO, Evaluación de la Conformidad.

Todas las evaluaciones que realizan los organismos de evaluación de la conformidad se deben realizar con base en normas que determinan los requisitos que debe cumplir un producto, servicio o persona. Las normas son emitidas por los organismos de normalización, que tienen una metodología reglamentada. En la elaboración de las normas participan todas las partes interesadas en el tema. Este esquema aplica regularmente para normas de sistemas de gestión y de producto, pero también existe la metodología que para ciertos servicios y productos, cuyo uso puede afectar la seguridad y salud del usuario, la emisión de los requisitos a cumplir se realiza por parte de un organismo gubernamental a través de reglamentos técnicos que incluyen los requisitos establecidos en determinada(s) norma(s). La elaboración de los reglamentos técnicos, al igual que las normas, también tiene la participación de las partes interesadas. El proceso de elaboración, aprobación y emisión de los reglamentos técnicos debe estar en coherencia con
las directrices de la Organización Mundial del Comercio para evitar que la normalización técnica sea utilizada como un obstáculo al libre comercio.

Luego que una norma es aprobada viene el proceso de aplicación de ésta por parte de las entidades a las cuales les aplica. Una vez que las organizaciones proveedoras de bienes y servicios han realizado todo el proceso de implementación, pueden contactar a los organismos evaluadores de la conformidad OEC para que, de una forma independiente e imparcial, evalúen el cumplimiento de la norma o reglamento técnico respectivo(a). Luego de esta comprobación el organismo evaluador emite el certificado de conformidad correspondiente.

Los organismos evaluadores de la conformidad, para poder ejercer la actividad, debemos tener la acreditación (aval) de un organismo de acreditación que previamente ha verificado la competencia técnica del organismo. Los OEC debemos cumplir estrictas normas emitidas por el comité CASCO de la ISO, estas normas son: 17021 para organismos certificadores de sistemas de gestión, ISO 17021 para organismos de inspección, ISO 17024 para organismos certificadores de personas y la Guía ISO 65 para organismos certificadores de producto. Estas normas, además de estipular los requisitos de competencia técnica del personal evaluador, determinan los requisitos a nivel de sistema de gestión del OEC.

Al analizar el proceso de evaluación de la conformidad, vemos que está compuesto por una diversidad de actores y es todo un sistema en el cual participan los clientes/usuarios, normalizadores, certificadores y acreditadotes, cuyo objetivo final es que los clientes/usuarios/sociedad recibamos productos y servicios seguros, y que las empresas sean más responsables.