Skip to Menu Skip to Search Contacta con nosotros Latin-America Páginas Web e Idiomas Skip to Content

Por Natalia Marius, Auditor Líder SGS Uruguay

El cultivo de soja es la actividad agrícola de mayor importancia en varios países de América. En los últimos años, Brasil, Argentina, Paraguay, Bolivia y Uruguay han incrementado de manera asombrosa la superficie destinada a este cultivo. Esto ha representado un desarrollo particular en el sector agrícola, tanto en innovación tecnológica como en grandes dividendos para la economía de nuestros países, fundamentalmente en los valores de sus exportaciones.

La demanda de mercados y consumidores más exigentes busca disminuir los riesgos en sus compras de productos de origen desconocido o cuyos procesos de producción no han sido verificados o reconocidos. En este ámbito, se han desarrollado nuevos estándares relacionados con la producción agropecuaria, basados en criterios de sostenibilidad, ambientales, sociales y económicos, todos ellos evaluables por un ente de certificación.

La Asociación Internacional de Soja Responsable (RTRS por sus siglas en inglés) está integrada por los principales grupos de interés relacionadas con todas las etapas del cultivo: producción, procesamiento y comercialización de la soja, y su objetivo es la promoción de la producción de soja de manera responsable.

En la Asamblea general del 2010 se aprobó un estándar para la Producción de Soja Sostenible como un sistema de certificación. Mientras, en octubre de 2010 se aprobó el estándar de Cadena de Custodia para la evaluación y seguimiento de los productos en las diferentes etapas de procesamiento y comercialización de soja. SGS ya está reconocido como ente de certificación para estos nuevos esquemas.

El estándar de producción se basa en 5 Principios que involucran aspectos sociales, ambientales y económicos, aplicables a todo tipo de granos de soja, incluyendo los cultivados convencionalmente, los Orgánicos y los Modificados Genéticamente (OMG). Ha sido diseñado para ser utilizado en la producción de soja a cualquier escala y en todos los países.

RTRS y Biocombustibles

La Unión Europea ha identificado como un área clave en la reducción de impactos ambientales la sustitución de los combustibles fósiles por energía renovable. Sin embargo, es necesario contar con certezas respecto a que las materias primas utilizadas para la producción de esta energía renovable o “biocombustibles” se basan en sistemas sostenibles. La Comisión Europea (CE) creó una directiva que regula las importaciones hacia Europa de materia prima - entre ellos la soja - para biocombustibles: Directiva de Energías Renovables (EU-RED). Esto significa que las materias primas importadas hacia Europa deben cumplir con una serie de normas mínimas para poder ser consideradas sostenibles.

RTRS ha presentado un Anexo de biocombustibles DG-Energy, el cual ya ha sido evaluado y reconocido como “normativa voluntaria”. Este anexo de biocombustibles contiene los requisitos de la directiva de la UE y es optativo para aquellos productores de soja cuyo destino sea la producción de biocombustibles y la exportación de ésta a la Unión Europea.

SGS y RTRS

SGS es miembro de RTRS y está en proceso de acreditación para la certificación de este estándar. En mayo de este año se realizó en Argentina la primera auditoría bajo el Estándar de Producción de RTRS.

Desde 2010, SGS ha contribuido desde el punto de vista técnico en el desarrollo de estos estándares, participando de instancias de revisión y aprobación del estándar de Producción y de Cadena de Custodia.

Junto con RTRS, SGS ha contribuido en el desarrollo de materiales y preparación para los cursos de Implementación y Técnicos, orientados a quienes desean conocer más acerca de este estándar de una manera práctica. Ha brindado ya 3 cursos en Argentina y Bolivia, en nombre de RTRS.

Este año, técnicos de SGS han desarrollado como tutores junto con RTRS los cursos de Auditor Líder para el sistema de producción y cadena de custodia.

La demanda de grandes clientes del sector agropecuario por este servicio es importante y es esperable un crecimiento exponencial, especialmente con el inicio de las ventas de este producto bajo un certificado de producción responsable.