Skip to Menu Skip to Search Contacta con nosotros Latin-America Páginas Web e Idiomas Skip to Content

Por Orlando Vargas, Certification Manager SGS Colombia

Saludos a todos los lectores habituales de nuestro periódico digital y a quienes por primera vez nos leen, una especial bienvenida.

En esta ocasión trataremos un tema que, sin llegar a ser polémico, si esperamos genere importantes reflexiones y análisis en los clientes de los servicios de certificación: el reconocimiento y la imagen de los organismos de certificación. Cuando una organización desea certificarse en algún sistema de gestión, se encuentra ante un abanico grande de organismos de certificación, permitiendo a la organización evaluar diferentes opciones de acuerdo a sus necesidades.

Si bien es cierto que todos los organismos de certificación debemos cumplir los requisitos de la norma ISO 17021 (estándar de los organismos certificadores) y que todos somos evaluados por los organismos de acreditación de cada país, también es de notar que - al igual que en todos los servicios y productos- existen importantes diferencias en los niveles de calidad.

Pareciera que hay certificadoras cuyo interés es cumplir requisitos mínimos y posicionarse en nichos de mercado donde las exigencias de las organizaciones no van más allá de obtener el certificado. Pero también existen organismos certificadores que van mucho más allá del “mínimo” y que -además de una auditoría en la cual la organización cliente obtenga un certificado- entrega un servicio con valor agregado, en el caso de SGS, que aporta soluciones concretas y aplicables orientados al mejor desempeño de los procesos, los sistemas y las personas.

Podemos hacer un símil con una actividad de gran agrado para la mayoría de las personas, a mi juicio, el mejor espectáculo del mundo: el fútbol. Aunque es agradable ver un partido de una de las ligas locales, no podemos comparar en calidad futbolística a un partido de éstos con un partido Barcelona vs Manchester United de la Champion League. Al igual que en el fútbol, como existen los equipos tipo Barcelona, también existen certificadoras que le dan a sus clientes servicios de auditoría memorables, de gran ayuda para el mejoramiento de los procesos de la organización.

Cuando una organización está seleccionando al organismo que certificará su sistema de gestión, debería tomar en cuenta no sólo la capacidad de emitir un certificado y/o precio del servicio, sino también criterios adicionales, entre ellos: cobertura geográfica, imagen nacional/ internacional, servicios/ productos adicionales, trayectoria, competencia de los auditores, entre otros.

Cuando SGS oferta sus servicios de certificación a las empresas, es frecuente que las organizaciones comenten que ofertamos más días de auditoría y a precios más altos. Esto no nos desmotiva ni nos aleja de nuestro objetivo de prestar nuestros servicios con altos estándares de calidad que deben ser aplicados por todas las filiales a nivel mundial. Los procedimientos internos que rigen nuestras actividades son estándares elaborados por especialistas internacionales de gran trayectoria en cada sistema de gestión. SGS es respetuoso de todas las normas internacionales que rigen las diferentes actividades de los organismos de certificación. El cumplimiento de toda la reglamentación aplicable y los procedimientos internos nos permite mantenernos a la vanguardia a nivel mundial y ser reconocidos como los líderes, tanto en calidad del servicio como en cobertura.

En el tema de los auditores mantenemos altos perfiles. El proceso de selección de auditores de SGS cumple lineamientos internaciones, los aspirantes a auditor deben cumplir requisitos de experiencia laboral, académicos y de entrenamiento con cursos de auditores líderes avalados por las organizaciones de auditores mundiales, como el IRCA, RAB e IATCA. Esto nos garantiza independencia e imparcialidad.

A los lectores que aún no tienen sus sistemas de gestión certificados con SGS, los invitamos a que se comuniquen con la oficina local de SGS y se informen cómo pueden hacer transferencia de sus certificados o que al vencimiento de éstos opten por los servicios de SGS y se hagan parte de las grandes ligas internacionales de la certificación.