Skip to Menu Skip to Search Contacta con nosotros Latin-America Páginas Web e Idiomas Skip to Content

Por Peter Marriott, Global Accreditation and Standards Manager

Desde la publicación de PAS 223 por parte de BSI (Bristish Standard Institution), muchos fabricantes de empaques de alimentos han comenzado a aplicar el PAS en sus organizaciones en conjunto con ISO 22000. Sin embargo, la combinación ISO 22000 - PAS 223 no reúne los requisitos de la Global Food Safety Initiative, GFSI. En respuesta a ello, la Fundación para la Seguridad Alimentaria ha desarrollado FSSC 22000 para la manufactura de material de empaque de alimentos.

Esta actualización del esquema FSSC 22000, que cubre cuatro sectores de empaque: plástico, papel y tablas, metal y vidrio, ha sido entregada a la GFSI para su evaluación por comparación previo a su aceptación.

Desde el lanzamiento de FSSC 22000 en 2010, más de 3.000 certificados han sido emitidos para productores de alimentos y más de 200 a compañías de empaques.

Estos certificados han sido emitidos en todo el mundo por los más de 70 organismos certificadores, todos ellos están acreditados por su organismo acreditador nacional, o están en proceso de ser acreditados.

La distribución global de los certificados es vista claramente en el cuadro adjunto, el que demuestra el aumento del reconocimiento de este estándar basado en ISO. A la fecha, SGS ha emitido más de 800 certificados FSSC en 40 países.

La certificación FSSC 22000 permite a una organización reunir los requisitos globales de diversos detallistas o compañías de grandes marcas de alimentos bajo un único e internacionalmente reconocido sistema de gestión de inocuidad alimentaria.

Única entre los estándares GFSI, la FSSC 22000 ha sido desarrollada por la Fundación para la Inocuidad Alimentaria, organización independiente y sin fines de lucro, y basada en ISO 22000 y PAS 220. Con sede en Holanda, esta fundación tiene sus raíces en la “Junta Nacional de Expertos en HACCP”. Este grupo de expertos en inocuidad alimentaria representa a todas las partes interesadas de la cadena alimentaria holandesa y publicó en 1996 uno de los primeros estándares HACCP reconocidos globalmente.

El esquema FSSC 22000 actual reúne los requerimientos del sistema de gestión de inocuidad alimentaria de ISO 22000, mejorado con las exigencias específicas de los Programas de Prerrequisitos establecidos en ISO/TS22001/PAS220, para elaboración y procesamiento de alimentos.

La junta de partes interesadas que administra FSSC22000 incluye representantes tanto de la elaboración y distribución de alimentos, como organismos de normalización y certificación. La misión de esta Junta es entregar globalmente un estándar de certificación alimentaria líder, independiente, basado en la ISO, sin fines de lucro y aceptado por la GFSI para toda la cadena de suministro alimentaria.

Un elemento significativo del reconocimiento GFSI es la obligatoriedad para el dueño del esquema de poner en práctica un programa de integridad robusto. Esto asegura que el esquema pueda mantener la entrega de protección creíble de la inocuidad alimentaria al consumidor final, independientemente de la acreditación de las casas certificadoras.

Todas las casas certificadoras deben demostrar cumplimiento de ISO 17021 e ISO 22003 a su organismo acreditador. Así se asegura la independencia e imparcialidad en su gestión y en sus procesos, como también demuestra la competencia de sus auditores.

Un adecuado y sistemático mecanismo para planificar y conducir efectivas auditorías es también clave en la función del organismo certificador.

Para mayor protección, la fundación ha implementado una revisión sistemática de auditorías seleccionadas por expertos independientes.

Ello permite una apropiada validación del proceso de entrega, retroalimentando a las casas certificadoras y a la Fundación, y de ese modo permitiendo una cultura de mejora continua.

Como líder mundial en auditorías y certificación de inocuidad alimentaria, contamos con una red internacional de especialistas listos para compartir sus experiencias y ayudar a elevar sus estándares. Podemos asegurar que sus sistemas y soluciones de seguridad alimentara están en línea con los últimos desarrollos y mejores prácticas, para que la calidad y la seguridad se convierta en sinónimo de su marca.