Skip to Menu Skip to Search Contacta con nosotros Latin-America Páginas Web e Idiomas Skip to Content

Por Ing. Wilson Patal, SGS Guatemala

El gerente general de una cadena de tiendas dedicada a la venta de productos en tecnología me preguntó: ¿cómo puedo hacer más rentable mi negocio?

Considero que esta pregunta es la que muchas empresas se hacen al momento de revisar el estado de resultado y constatar que, a pesar de las grandes inversiones que realizan en tecnología, inventario de productos o crecimiento en instalaciones, éstas no se refleja en las utilidades de la organización.

Lo que las organizaciones olvidan es que el recurso humano es la base fundamental en las operaciones diarias. Existen diferentes autores que tocan a profundidad este tema y subrayan diferentes tópicos:

  • Análisis de puestos
  • Ambiente de trabajo
  • Escala salarial
  • Capacitación

Hoy quisiera referirme a uno de estos temas, que considero base para el logro de las metas e incremento en las ganancias de una empresa: la capacitación.

El desarrollo humano

Cada vez que tomo el periódico y leo acerca de los temas a invertir para el desarrollo del país, la educación de la población es uno de los temas más relevantes que hace la diferencia entre países del llamado primer mundo y los nuestros. En esas ocasiones me he preguntado, ¿por qué las empresas no invierten en este tema?

Al preguntar a varios de mis clientes acerca de la capacitación del personal, la respuesta ha sido que en las ocasiones en que se ha tomado la decisión de cumplir con un programa de capacitación el resultado no se ha reflejado en un incremento de las utilidades, sino que por el contrario, se registra una disminución. Es decir, la formación es un GASTO. Esto ocurre debido a que, al momento de establecer qué capacitaciones son necesarias, el análisis se realiza tomando como base la apreciación de los gerentes de RRHH que no tienen conocimiento de las actividades de las áreas o elementos cualitativos de un puesto, basándose solo en un análisis cuantitativo.

He visto en forma recurrente que cursos como Trabajo en Equipo o Atención al Cliente son los “infaltables” en los programa de capacitación. Pensamos que de esta forma estaremos mejorando las habilidades y las actitudes del personal, sin tomar en cuenta el puesto, las responsabilidades, las necesidades que el rol requiere y, sobre todo, el resultado que se desea de dicho puesto.

Elementos necesarios para un eficaz programa de capacitación

Para que un programa de capacitación se vuelva una inversión y no un gasto, se debe tomar en cuenta:

  • Los objetivos estratégicos de la organización
  • Objetivos del proceso
  • Establecimiento de unidades métricas de medición
    • Medir la logística
    • Medir los resultados
  • Necesidades del puesto
  • La competencia del personal que ocupa el puesto

Al analizar estos elementos nos aseguramos que cada capacitación que realicemos esté enfocada al cumplimiento de las metas establecidas.

El logro de esta metodología debe tener como base una buena descripción del puesto, el conocimiento de la visión de la organización y, sobre todo, qué resultados se desea, los cuales puede que no se refleje en un aumento de las utilidades, pero sí en el mantenimiento de los resultados en tiempos de contracción del mercado.

Las organizaciones no deben olvidar que se puede tener tecnología de punta, las mejores instalaciones o el mejor producto, pero sin un recurso humano competente están condenadas a resultados no satisfactorios y en algunos casos al fracaso comercial.

Respondiendo a la pregunta inicial: ¿cómo puedo hacer más rentable mi negocio? Parte de la solución es: Invirtiendo en el crecimiento  de la competencia de nuestros colaboradores.