Skip to Menu Skip to Search Contacta con nosotros Latin-America Páginas Web e Idiomas Skip to Content

Mandela un hombre magnánimo

Calidad sin Límites
Orlando Vargas, Certification Manager Colombia

Estimados lectores reciban un saludo de año nuevo y deseamos que el 2014 sea un año lleno de éxitos empresariales, profesionales y, sobre todo personales. Ahora  que inicia un nuevo año es común que las personas recapitulemos sobre los logros del año anterior y realizar planes para el nuevo año, aprovecharemos esta ocasión para realizar un poco de historia sobre el desarrollo, logros y avances de la humanidad desde que la evolución llegó al primer homo sapiens alrededor de 200 mil años  y el rol que ha tenido la calidad en este desarrollo.  Al paso de todas las edades y épocas de la humanidad podemos ver una constante preocupación del  hombre por  hacer las cosas cada vez mejor, desde las edades de piedra y los metales cuando el hombre desarrolló las primeras herramientas, luego con la  invención de la rueda, mucho después en la revolución industrial con las primeras máquinas podemos analizar que cada nuevo invento y desarrollo  se hace mejor, se eleva el nivel de vida de la humanidad. Las primeras herramientas eran muy rudimentarias, las primeras  máquinas de la revolución industrial eran  grandes y poco eficientes las podríamos denominar que eran maquinas estilo Pica piedra, pero con el paso de tiempo se han transformado totalmente hasta el punto que en la actualidad son maquinas muy automatizadas, en algunos casos son robots muy eficientes. Todos estos  avances en una sencilla expresión los podemos denominar que son avances de la calidad de la humanidad. 

La palabra calidad tiene muchas acepciones, entre otras,  podemos citar: “Hacer las cosas bien”, “búsqueda de la excelencia” y esto es precisamente lo que el hombre logra con cada avance industrial, tecnológico, social, económico,  buscar la excelencia y hacer las cosas cada vez mejor. Al estudiar  el desarrollo del hombre podemos concluir que el hombre siempre se ha preocupado por trabajar con calidad, que  la calidad ha estado presente en todos los desarrollos y épocas de la humanidad y que la calidad no nació en el siglo XX. La calidad esta insertada en lo más profundo del ser humano, la preocupación por hacer las cosas cada día mejor nace de las entrañas de nuestro ser.  La calidad no nació,  ni la crearon los grandes personajes que han dejado historia por desarrollar y promover  métodos de gestión de la calidad (Deming, Shewhart, Feigenbaun). La calidad nació con el hombre. Tenemos obras como la gran muralla China o las pirámides de Egipto que datan de hace tres mil años o las ruinas de las culturas mayas e incas en los cuales podemos ver altos niveles de calidad, estas últimas mucho más cercanas a nuestro medio; La calidad siempre ha estado con  la humanidad en todas sus épocas. Desafortunadamente no podemos afirmar lo mismo de la protección al medio ambiente y de la seguridad y salud ocupacional porque sabemos que han existido periodos en los cuales no había mayor protección del medio ambiente como tampoco de la salud de los  trabajadores.

Adicional la calidad es el principal requisito de los clientes cuando adquieren un producto o un servicio, es la calidad el eje central que define la selección de un proveedor. La calidad es el principal elemento diferenciador en el mercado.

Como la calidad ha sido protagonista principal en el desarrollo de la humanidad, entonces es entendible que la primera norma de sistema de gestión emitida por la ISO hace 26 años sea la de calidad, la norma ISO 9000. También es entendible porque la certificación en la norma ISO 9001 haya tenido el nivel de aceptación que ha tiene. Lo extraño no debería ser que una empresa logre la certificación en la norma ISO 9001, lo extraño es que no todas  tengan la certificación y que en nuestro medio solo el 10% del potencial de empresas que pueden estar certificadas lo hayan obtenido hasta el momento.  Implementar y mantener un sistema de gestión con base en la norma ISO 9001 es lo mínimo que una empresa debe tener para garantizar la calidad de sus productos y servicios y mantener unos procesos eficaces y eficientes que le permiten competir en el mercado. Si queremos tener economías fuertes, empresas competitivas que compitan al mismo nivel con las empresas del oriente, de Europa y Norteamérica  necesitamos incorporar  metodologías que aumenten la eficacia, eficiencia, productividad de las organizaciones y  la mejor herramienta, pero además la  más sencilla es la norma ISO 9001. 

Falleció en Diciembre pasado Nelson Mandela. Mandela es un ejemplo y demostración  que la calidad no solo está en las empresas, la Calidad esta en las personas, en nuestro ser. Cuando Mandela estaba preso en la isla Robben en Sudáfrica inicio un proceso de entendimiento y comprensión de los afrikáners, aprendió su  idioma e interpretó  sus sentimientos; dicho en términos de Calidad identificó y comprendió los requisitos del Cliente. Mandela un hombre Magnánime.  

Cuando todo el mundo esperaba un baño de sangre y una prolongada guerra Civil en Sudáfrica después de la liberación de Mandela, cuando la población de raza negra    respiraba venganza contra los afrikaners, llega Mandela con su mensaje de perdón, de verdad, de reconciliación, de total integridad entre su forma de pensar y actuar y logra transformar  la forma de pensar de todos los surafricanos y hacer de Sudáfrica la nación del arcoíris, una nación en la que conviven de forma pacífica multitud de razas, culturas, idiomas y religiones. 

Aun conservamos en nuestras mentes las imágenes de Mandela recibiendo la copa en la final del mundial de rugby en 1995 con Francois Piennar  y recorriendo el estadio de Johannesburgo en la final de la copa mundial de futbol en julio de 2010. 

Como seria el mundo de diferente si existieran muchos más Madiba Mandela. 

PD: les recomiendo la lectura del libro “Un arco Iris en la noche” de Dominique Lapierre. Es la historia de Sudáfrica desde que allí llegaron los primeros holandeses.