Skip to Menu Skip to Search Contacta con nosotros Latin-America Páginas Web e Idiomas Skip to Content

El santo grial de las organizaciones actuales, el valor agregado. Su búsqueda permanente debe formar parte de la estrategia de negocios cualquiera sea la escogida. Y en los tiempos que corren actualmente, la rapidez con que se identifique es de vital importancia para la perdurabilidad.

Para tal propósito, es cada vez más crucial el buen análisis de la información de la que se disponga en las organizaciones, que no suele ser poca. Por supuesto, esto es ampliamente conocido por los directivos, pero resulta casi increíble que en esta era de teléfonos inteligentes y conectividad total, en no menos ocasiones las directivas de nuestras empresas den poca o nula importancia a los sistemas de información y se traten casi exclusivamente como imposiciones corporativas. Se entiende que el registro estructurado de la información, impone ciertas restricciones y por ello resta flexibilidad en los procesos, se sienten como camisas de fuerza (especialmente en las áreas comerciales de las compañías), y se entienden como una forma ineficiente de utilizar el tiempo del recurso humano.

Nada más alejado de la realidad. Aunque en el corto y aún en el mediano plazo, el uso y registro de sistemas alternativos (hojas de cálculo, bases de datos particulares entre otras) puedan probarse como más eficientes, definitivamente en el largo plazo no serán tan efectivos como un Sistema de Información común y promovido por la alta dirección. Para poder hacer análisis de información en múltiples dimensiones, que permitan a la organización alcanzar los objetivos trazados, es imperativo hacer el registro de la información de una manera estructurada, repetitiva y constante, lo cual requiere por supuesto de un esfuerzo extra de toda la organización y en consecuencia siempre demandará de mayor energía que para sistemas más informales.

Pero este esfuerzo extra es recompensado con creces: la inmediatez de los análisis y la capacidad de ofrecer mediciones en tiempo real de los indicadores que son de importancia para las empresas entre otras ventajas, facilitará la labor de las directivas y permitirá que la autorregulación se propague por toda la organización, liberando el tiempo del recurso estratégico del control y enfocándolo en la mejora continua.

Todo se resume entonces en el apropiado uso de la información que las organizaciones mantienen, y su disponibilidad al recurso adecuado en el momento necesario. Los sistemas de información son la respuesta. Cuando se les ven como obstáculos, probablemente es porque se está perdiendo la visión a largo plazo.

Escrito por: Ivan Rojas –SGS - COSMOS Project Manager